lunes, 11 de abril de 2011

El infesto populismo

El infecto populismo, Arcadi, también es presentar con esta bobada (populachera): "Es un placer que haya artistas capaces de trabajar la física de la creación frente a quienes se dedican a debatir sobre su metafísica" a quien se dedica a hacer cosas como esta:



El infecto populismo alcanza por supuesto a esta forma, entre lo triste y lo sonrojante, en que el señor Ruiz Quintano se dedica a saldar cuentas con sus demonios personales: una pareja de intelectuales españoles a la que no le gusta el clarinetista Allen escuchando una Misa en si menor de Bach en el Carnegie Hall de Nueva York, ¿a dónde iremos a parar? Es que ni la respuesta de Lindo se libra de él (del infecto populismo). Este par de frases referidas a la sala: "Es un teatro bastante popular, mucho más que el Teatro Real de Madrid. Precios asequibles para estudiantes y jubilados." ¿Es que si fuera una sala pequeña, si no fuera "bastante popular", si no tuviera "precios asequibles para estudiantes y jubilados" sería un delito elitista asistir a un concierto en el Carnegie Hall? ¿Es que cada cual no es libre de gastarse su dinero en lo que le dé la real gana?

Ay, el infesto populismo...

...y su vacuna:


Luis de los Cobos: II. Andante doloroso de la Sinfonía Cursus vitae Op.8. [8'45''] Orquesta Sinfónica de Castilla y León. José Luis Temes

2 comentarios:

Horrach dijo...

Qué obsesión más enfermiza la de Arcadi con las 'metafísicas' (cuando no tiene ni idea de lo que es la metafísica filosófica). Y qué obsesión la de este país con el 'igualitarismo' de baja estofa. Parece el credo asumido por casi todos, que hace que se desprecie a Proust, a Tarkovski, a Sánchez-Verdú, etc., por elitismo.

muchas gracias por el blog. saludos

Ensambles dijo...

Vacunado.
Gracias