viernes, 26 de noviembre de 2010

El combate y su parodia

[Vincent Dumestre. © Per Buhre]
Gran conocedor del universo de las artes escénicas barrocas, cineasta, dramaturgo, fundador del Teatro de la Sapiencia, Eugène Green mantenía con el sello Alpha una larga relación cuando en 2004 abordó por fin la realización de un proyecto que perseguía desde años atrás, Le pont des arts, hermosa película de atmósfera bressoniana en torno a una joven cantante que participa en la grabación de un disco dedicado a Monteverdi y de un muchacho enamorado de (y salvado por) su voz. Green había encarnado a Bossuet en aquel estupendo álbum que Le Poème Harmonique dedicó a las Lecciones de Tinieblas de Delalande (un espectáculo soberbio que pasó en su día por los Festivales de Granada y Sevilla), pero también había participado en un anterior CD del grupo consagrado a fundir la música de Robert de Visée con la poesía de Théophile de Viau. Nada más natural pues que encargar la banda sonora de su película a Dumestre y su grupo. Como consecuencia, Le pont des arts incluye la versión más elegante, mórbida y apasionada que yo haya escuchado jamás de esa joya del madrigal (¡o de la ópera!) que atiende por el Lamento della ninfa, servida para la ocasión por una Claire Lefilliâtre absolutamente arrebatadora.



Pues bien, Dumestre y su grupo han vuelto a grabar, otra vez con Lefilliâtre encarnando a la ninfa, la breve obra maestra monteverdiana, una oportunidad para rememorar las profundas emociones vividas con la película de Green. Se trata esta de una versión diferente, más rápida y ágil, suelta, casi ingrávida, no tan emotiva ni tan patética si se quiere, pero deliciosa en su papel casi de interludio dentro de un programa que comparte el juego (tan barroco) de contrastes y opuestos de Le pont des arts, pues al famoso Combattimento di Tancredi e Clorinda, centro nuclear sobre el que gira todo el CD, le sigue La Fiera di Farfa de Marco Marazzoli, un intermezzo incluido dentro de un gran espectáculo teatral presentado en Roma en 1639, L’Egisto ovvero Chi soffre speri, que bien puede considerarse la primera comedia operística, desde luego la primera en la que se integran personajes de la commedia dell’arte. Inédita hasta esta grabación, la pieza de Marazzoli tiene muchos puntos en común con las comedias madrigalescas de Banchieri o Vecchi, en especial por la presentación de unos tipos pintorescos que, en un mercado, combinan en su habla el italiano de Florencia con los dialectos, pero también por su abierta vocación de farsa, en la que se parodia el propio Combattimento de Monteverdi, no sólo el texto ("Amico hai vinto. / Io ti perdon, perdona./ In fato nelle costiù/ L’è pur la bella cosa esser poltrù", termina su parlamento el personaje de Zanni) pues el intermedio finaliza con un combate ("abbattimento") que seguramente fue musicalmente improvisado, pero que, por los testimonios de la época, debió de resultar espectacular a la vez que realista.

La obra de Marazzoli se presta admirablemente a la variedad de colores y al desenfado con que la interpreta Le Poème Harmonique, y ello a pesar de un conjunto instrumental no especialmente nutrido, aunque con un continuo de notable riqueza, que incluye lirone, violone, arpa, archilaúd, guitarra, tiorba y clave. El equipo vocal es excelente, aunque para el Testo del Combattimento, Dumestre ha preferido la voz robusta y sólida de Marc Mauillon a la belleza lírica, la sutileza ornamental y la finura de Jan Van Elsacker, que hace de Tancredi; Clorinda es Isabelle Druet, joven y encantadora soprano, bien conocida ya por anteriores colaboraciones con el grupo. La visión de Dumestre es aquí de una distinguida sobriedad, sin forzar en ningún momento al equipo instrumental en el estilo concitato. Son las voces las que mantienen el edificio de esta joya del estilo representativo. Para el resto del programa (que se abre con otro gran madrigal del Libro VIII, Hor che’l Ciel e la Terra), además de Lefilliâtre, andan también por ahí gente como Serge Goubioud, Jean-François Lombard, Benoît Arnould o Bruno Le Levreur, especialistas no sólo en el estilo del primer barroco sino en combinar sonidos limpios, puros, emitidos con absoluta naturalidad con las más hondas emociones que se esconden tras el universo poético al que sirven. Imprescindible para cualquier monteverdiano que se precie de serlo.
[Diverdi]


MONTEVERDI & MARAZZOLI: COMBATTIMENTI!

Le Poème Harmonique
Director: Vincent Dumestre

Claire Lefilliâtre, soprano
Isabelle Druet, mezzosoprano
Bruno le Levreur y Jean-François Lombard, altos
Serge Goubioud, Jan Van Elsacker, Hugues Primard y Olivier Martin Savan, tenores
Marc Mauillon, barítono
Benoît Arnould, bajo
Lorenzo Colitto y Lisa Ferguson, violines
Isabelle Saint Yves, viola da gamba
Hervé Douchy, bajo de violín
Lucas Guimaraes Peres, lirone
Françoise Encok, violone
Nanja Breedjik, arpa
Massimo Moscardo, archilaúd y guitarra
Frédéric Rivoal, clave
Vincent Dumestre, tiorba

Claudio Monterverdi (1567-1643):
1. Hor che'l Ciel e la Terra [Francesco Petrarca]
2. Lamento della Ninfa [Ottavio Rinuccini]
3. Combattimento di Tancredi e Clorinda [Torquato Tasso]
4. Giovanni Maria Trabacci (c.1575-1647): Consonanze Stravaganti
5. Marco Marazzoli (c.1602-1662): La Fiera di Farfa
----------
ALPHA 172 (Diverdi) [71'31'']
Grabación: Septiembre y Octubre de 2009


Marazzoli: "Qui va il Combattimento", cuarta parte de La Fiera di Farfa. [7'58''] Le Poème Harmonique. Dumestre

2 comentarios:

ana de la robla dijo...

Espléndido.

Anónimo dijo...

Escucho el pedazo de la fiera di Farfa y me asombro cuando, a partir del 1.05' me encuentro los ritmos de la Tarantela del Gargano, y el timbre que declama en el estilo de Marco Beasley. ¿Estoy soñando o es una transposición casi calcada?

Orfeo Euclides